domingo, agosto 05, 2007


Le tengo un miedo irracional a los fantasmas gritones, constantes pesadillas de muertos repitiendo las mismas palabras una y otra y otra y otra vez, ràpido y subiendo el volumen. Tengo la mano sobre la cadera y a veces no distingo si estoy dormida o despierta porque generalmente me guìo por el escenario, cuando el escenario es el mismo que donde me dormi, es muy difìcil distinguir y escapar del miedo. De repente esa mano recargadaen la cadera se convierte en el dedo punzante de unade esas mujeres muertas que de pie junto a mi me mira con los ojos desencajados y peleo por despertar o cualquier cosa. repito su nombre muchisimas veces, proque pienso que si hay fantasmas horribles y siempre me tortura la imagen de mi bisabuelo muriendo en la misma cama que yo duermo pienso que èl tambien deberia estar rondando la casa, con sus libros y sus violetas, al dìa siguiente ya no sueño feo.

1 comentario:

Reina [Eme] Alicia dijo...

Mis peores pesadillas son cuando me imagino viviendo una vida de adulta que ya sólo puede preocuparse por sobrevivir y chingar y ya no se ocupa de llorar o reír. Cuando duermo y tengo pesadillas, sufro un rato y si despierto me traquiliza saber que es ficción y aunque sueñe con eso de nuevo no me alarma, las cocineras asesinas con cuchillos no parecen tan crueles como los que derriban aves de la inocencia al vuelo.