viernes, diciembre 11, 2009


hoy me he despertado peleada con mi cuerpo y peleada con diciembre.
odio diciembre porque me confronta conmigo misma y las cosas que odio. odio tener que luchar contra mi y contra z. odio aquella atmósfera infundida y ficticia que se esfuerza en crear ese sentimiento que es en realidad demasiado desgastante. por eso también odio enero, porque es la resaca de diciembre, con el colesterol destrozado, el cuerpo destrozado las emociones destrozadas, enero esta vacío, enero es cuesta arriba.
Me dan miedo especialmente estos días porque comienzo a sentir mucha hambre, porque los brillitos y las lucecitas y tanta gente en la calle me hace sentir extraña. Preferiría no festejar navidad, la situación de compra excesiva en la que definitivamente no estoy de acuerdo pero que sin embargo a veces me veo arrastrada es una cuestión insensata.
Pienso en medidas para no odiar diciembre, lo cual es contradictorio porque en diciembre no soy fuerte... ¿cómo encarar diciembre?
-no comprar nada para mi.
-evitar el azúcar y cualquier otro derivado que eleve mi ya de por si elevado colesterol.
-hacer una sola fiesta del todo informal.
-NO VOY A BEBER!!!!

No hay comentarios.: