viernes, diciembre 21, 2007


solía pensar en la primaria que mis amigos eran un especie de dioses salidos de una realidad sublime.
da miedo vivir entre dioses porque siempre existirá el sentimiento de no merecer el suelo que se pisa.
un día cuando alguien te hace algo feo, te das cuenta que la gente no es otra cosa que simple humanidad, compleja humanidad, pero humanidad.
en general asusta lo que se espera, y aunque eso que se espera son los fundamentos de la propia vida y su mismo sentido, a veces hay tiempos de replantear si lo que se espera es real o simplemente se vive entre dioses.
me gusta vivir entre humanos porque me da derecho a equivocarme y a aceptarme mejor, alguien que no falla es un robot y talvez si se aceptan mas las fallas, se puede poseer un sentimiento mas cierto de aceptación y a su vez fallar menos.

No hay comentarios.: