domingo, enero 02, 2011


de repente me di cuenta que tenía la cabeza plagada de nubes, entonces me llegó el breve mensaje "¿comemos juntos?". "Si!, por favor ven".
Ese día comenzó nuestra reciente tradición de compartir ese preciso espacio del día...
me pregunté un par de veces porqué en determinado instante se cuentran dos personas, pensé que talvez él y yo estemos en un momento similiar, ese que cabe mientras uno va despertando y no te encuentras totalmente consciente. Flotantes y en espera.

1 comentario:

El Señor Feo dijo...

me flipan tus dibujos