sábado, septiembre 27, 2008

te fuiste enojada con algo. como que el verde o las mujeres de tacones y cabello tieso. como que los productos y las fajas reductoras, las chichis grandes o la escuela pequeña.
en el avión construías sueteres con nubes rosas y tu cabeza a mas pies de altura.
todo ese abrigo resistió muchos inviernos, pero llega un momento en que te das cuenta que el mundo es frío y que tienes que ser medio aguerrido para ser lo mas feliz que se pueda.
Suelta tanto rosa, nadie lo dice directo pero no se oye otra cosa.
Suelta tanto rosa, que la crisis, que los gringos y menos trabajos para extranjeros.
Hace frío, si. Pero creo que ahora mismo no me siento tan paralizada y esclavizada de mi miedo como usualmente.
Me dan miedo los descabezados que derepende aparecen, el novio de la refugiada de guerra y las cartas del banco, pero la lista es un poquito mas corta que antes.

2 comentarios:

itachi dijo...

Alguien escribe de nuevo, mis suplicas fueron escuchadas felizmente!

lovespitlove dijo...

jaajaa para que veas que te equivocas cuando dices que nunca te hago caso