domingo, abril 06, 2008




señor del restaurante mexicano, pidió una página web barata, muy barata. decía que quería algo bien presentado y de mucha calidad pero que no saliera en mas de 200 euros, mientras mas barato mejor. un señorito desconocido le ofreció los servicios de un amigo por ese precio, él desconfía porque no conoce ni al amigo ni a su trabajo.
otra señorita ofreció sus servicios por 400 euros, ya muy barato decía ella.
el señor pretende regatearme muy bien mi precio y bajármelo hasta los 200 del amigo del amigo pero con fotos y retoque fotográfico muy profesional, bien presentado.
el señor dice que es una oportunidad para mi, dice, es tiempo de promoverte y yo te estoy dando dos páginas. la mitad de lo que le cobra la otra señorita, una octava parte de lo que cobran los señores de la tienda de compus.

odio el capitalismo estos meses. y no encuentro una forma más saludable de expresarlo mas que por medio de mi garganta, tan llena de motitas blancas hace unas semanas, hoy medio roja. Sdenda me dio una Tatranka hoy, para mi mejoramiento psicológico dice él. a mi a veces me sabe a una galleta Arcoiris, pero es bonito tan lindos deseos.
en junio nos quitan la casa

hoy en la mañana me dijo algo bonito: esque para mi la vida ha sido tan dura que ahora estos problemas me parecen blanditos, me gusta ser positivo.

ya conociendo al señor del restaurante, es gordito y usa frenos todavía, tiene un hijo gritón y una esposa que resultó ser muy agradable.

no quiero hacer este trabajo, me repite mi cabeza, haz este trabajo me dice mi bolsillo... odio el capitalismo, odio los euros, muy sabiamente dijo mi hermano: el que convierte no se divierte.

1 comentario:

Pikgu dijo...

Pues yo le haría caso al bolsillo. My pockets don´t lie. Ja.