miércoles, agosto 08, 2007


En el pasillo del alimento para gatos, me di cuenta que Julia rebazaba todos los rangos existentes de tipo de alimento segùn edad. El tiempo es a veces una carga, y a veces cuna que mece recuerdos, los mece lentamente hasta que se quedan dormidos.

A veces al ver niños tan simpàticos locos y frescos, me pregunto còmo llegan a ser esos adultos tan sosos y aburridos, así son tambien los recuerdos, que de algo chiquito y minusculo, de repente puede ser un monstruo dormido y el tiempo lo mece, esperando que permanezca siempre asi.


imagen: curlytops

2 comentarios:

Estela dijo...

Ando leyendo tu blog. Saludos.

gLo dijo...

... cuando volvi se me había olvidado lo bonito que es trabajar con niños... esa simpatía, astucia, espontaneidad y demás que me llenan de alegría y me hacen carcajear cuando dicen que tienen dientes de perro y por eso no se les ensucian, que comen pasto porque los hace fuertes y que te dicen con una naturalidad que tienen mocos y que necesitan papel, que es encantador, pero mas encantador cuando te dicen que cantas como una princesa cuando sabes que realmente lo haces como la bruja del cuento ... me hacia falta un poco de inocencia y amor verdadero... invitada a mi salon de clases...