domingo, junio 11, 2006

Mundito soundtrack

El tercer año lo dediqué exclusivamente a prestarle atención especial a todo aquello de mis sentidos. Un silencio enorme cuando se enchina la piel, escuchar como un lince casi casi como se levantan los pelitos, se oye como un sonido metálico, los pelitos son puertas metálicas que se abren y se cierran… Cómo se escucha cuando el viento pasa a través de aquellas puertas, aquel metal maravillosamente acústico…
La vista que se posa en imágenes bien sutiles, imágenes bien pequeñitas, es talvez esa la naturaleza y el sentido de mi estatura?, percibir esta micro realidad… El sentido de mi a veces dañina sensibilidad. Talvez por esto valdría la pena vivirla y sufrirla. Su origen es fértil y enormemente rico.
El señor que soplando una hoja de árbol producía música rara música única y tenía todo un repertorio de canciones con su tan personal flauta. No solo fue un privilegio para el oído. Me senté a su lado y me le quedé viendo bien firme, en general la gente no soporta mi mirada curiosa por demasiado tiempo.
-Le puedo tomar una foto?- Menos mal que en ese entonces cargaba mi polaroid para todas partes.
-A ver espérame tantito.- Sentados los dos en la banqueta, se toma su tiempo y se pone cómodo. Toma su instrumento (hoja de laurel) y sopla.
Es re divertido el sonido porque es como una flauta silbato con muchos matices de altos y graves, pienso que es algo que solo podría ver en México… que suerte estar ahí.
El hombre cierra sus ojos y en ese instante entra en una especie de trance, tengo una fascinación extraña viéndolo tocar, como si de alguna forma me arrastrara junto con él en esa pasión que emerge de una cosa tan básica, tan sencilla… una hoja de laurel.
Ahora mismo mundito soundtrack me obsesiona constantemente, evoco buscando en el pasado, buscando en el presente todos los vestigios que pueda encontrar en mi cabeza de mundito, intento juntarlos y lograr una unidad que defina la esencia que en los renglones pasados intenté definir. El deleite por la sutileza talvez, de ver la realidad y percibirla de una forma alternativa mucho más llevadera y suavecita… Buscando buscando en mi cabeza, como cuentitas de una pulsera.

No hay comentarios.: